Sobre Feng Shui

bohom-feng-shui

Decía Nikola Tesla “Si quieres entender el Universo, deberás pensar en términos de energía, frecuencia y vibración”. Todo lo que nos rodea es energía, el universo, la naturaleza, los animales, los pensamientos, las emociones, nuestros órganos, nuestro cuerpo, todo absolutamente todo es energía y por supuesto nuestra casa y lo que hay en ella, también lo son.

En mayor o menor medida, todas hemos sentido alguna vez la energía de un espacio. Seguro que te ha pasado que al entrar a un sitio has notado algo extraño y has querido irte en ese mismo instante. O quizás te ha pasado al revés, estar tan a gusto que no has querido irte nunca. Eso no es tanto por la belleza del lugar si no por la energía del espacio.

Y es que las casas hablan, con su particular lenguaje, pero hablan. El problema es que muchas veces no entendemos lo que quieren decirnos porque hablamos idiomas diferentes. El trabajo de una consultora de Feng Shui, es descifrar y traducir lo que tu espacio trata de decirte y explicártelo para que puedas armonizarlo. Cuando lo hacemos, equilibramos todos los aspectos de nuestra vida.

Pensarás ¿ Y qué relación puede tener el que armonice mi casa con lo que me pasa en la vida? Pues lo cierto es que mucho…para ser exactas un 33%. El otro 66% tiene que ver con lo que te viene dado por naturaleza y por por tus decisiones. Cuando logramos que haya coherencia entre la energía del cielo, la de la tierra y la nuestra, hay facilidad, armonía y abundancia en nuestra vida.

Puedes seguir teniendo ciertas dudas al respecto, es normal, yo las tenía en su momento porque escapa de cualquier razonamiento lógico…como todas las cosas importantes de la vida. Por ello no te pido que me creas, te propongo que lo experimentes por ti misma y te darás cuenta de que no hace falta que creas en el Feng Shui para que funcione, porque funcionará como lo hace la misma naturaleza.

¿Quieres introducir el Feng Shui en tu vida ?